Go to Content Go to Navigation Go to Navigation Go to Site Search Homepage

WASHINGTON — Hoy, la Corte Suprema de Estados Unidos anunció que revisará el caso en Mississippi que prohibiría el aborto después de las 15 semanas, un desafío directo a Roe v. Wade y a más de 50 años de precedente desde tomar esa decisión emblemática.

Este es el primer caso que reta a Roe v. Wade desde la confirmación de la jueza Amy Coney Barrett. El caso es presentado por el Center for Reproductive Rights a nombre de la Jackson Women’s Health Organization, el único proveedor de aborto en Mississippi, e impugna esta prohibición inconstitucional después de las 15 semanas de gestación.

En lo que va del año, cuerpos legislativos estatales han presentado más de 500 restricciones al aborto en casi todos los estados del país. Con tres candidatos del ex presidente Trump en el tribunal, tanto legisladores como gobernadores han adquirido mayor confianza en sus ataques a cuidados de salud básicos. Más que nunca, los políticos en contra de la privacidad médica parecen enfocar sus esfuerzos en atar el acceso al aborto al lugar dónde uno vive y cuánto dinero gana.

Actualmente, esta ley está bloqueada de tomar efecto por decisiones de una corte federal distrital y la Corte de Apelaciones del 5o Distrito, que la reconocen como inconstitucional. Si la Corte Suprema permite que la prohibición tome efecto, prohibiciones similares en otros estados estarían en riesgo, como lo es el caso en Louisiana. Otros 16 casos relacionados al aborto se encuentran a un paso de lllegar a la Corte Suprema y 25 millones de mujeres están en riesgo de perder el acceso al aborto si Roe v. Wade fuese anulado.

Declaración de Alexis McGill Johnson, presidenta de Planned Parenthood Action Fund:

“Los políticos anti aborto han explotado su poder para llegar justo a este momento: la oportunidad de que ésta recién formada Corte Suprema nos despoje de nuestro derecho al aborto. Ya sea en un cuerpo legislativo estatal o en un tribunal, debemos exigir que nuestros derechos y libertades sean protegidas por quienes están en el poder. Planned Parenthood Action Fund se ha estado preparando para este momento y continuaremos trabajando para garantizar que toda persona que necesite acceso a un aborto pueda recibir el cuidado de salud que necesita”.

Declaración de Staci Fox, presidenta de Planned Parenthood Southeast Advocates:

“Como ocurre muchas veces, Mississippi es el laboratorio para muchas de las legislaciones regresivas del país. Sabíamos que llegaría el día en el que esta peligrosa legislación no solo amenazaría la salud, vida y libertades de las personas en Mississippi, sino también de todo el país. Ese día finalmente llegó. Con la composición actual de la Corte Suprema, la salud reproductiva está en riesgo ahora a nivel nacional. Apoyamos a nuestros aliados en la Jackson Women’s Health Organization y seguiremos haciendo todo en nuestro poder para asegurarnos de que el aborto se mantenga legal y seguro”.

### 

Planned Parenthood Action Fund es una organización independiente, no partidista y sin fines de lucro formada como brazo político de Planned Parenthood Federation of America. El Fondo de Acción (Action Fund en inglés) se dedica a la educación, abogacía y actividades electorales, incluyendo grupos de bases, defensa legislativa y educación de votantes.

As the organizing, advocacy, and electoral arm of Planned Parenthood Southeast, Planned Parenthood Southeast Advocates (PPSEA) engages in grassroots lobbying and electoral activities, including voter education and mobilization. We believe elected officials should support policies and programs that protect and expand reproductive rights and access to health care. PPSEA works to educate and mobilize the public and elect lawmakers who support these policies.

Abortion is under attack - we need you.

Protect repro health and rights. Make your gift by June 30 and it will DOUBLE in impact.

heart emoji

We need
your support

heart emoji

We need
your support