Go to Content Go to Navigation Go to Navigation Go to Site Search Homepage

El aborto continua siendo legal en Florida hasta las 15 semanas de embarazo.

La prohibición casi total del aborto entrará en vigor si, en un desafío a la prohibición del aborto de 15 semanas del estado, la Corte Suprema de Florida socava el derecho constitucional a la privacidad de los habitantes del estado.

TALLAHASSEE, FL— Hoy, la Cámara de Representantes de Florida aprobó la prohibición del aborto después de las seis semanas de embarazo, enviando el proyecto de ley S.B. 300 al gobernador Ron DeSantis para su aprobación en las próximas semanas. El gobernador DeSantis ha prometido firmar la prohibición después de las seis semanas y expandir las políticas contra el aborto en el estado, continuando con su legado de restringir la libertad de los habitantes de Florida para controlar sus propios cuerpos y vidas.

Esta prohibición casi total del aborto no entrará en vigencia inmediatamente después de la ratificación del gobernador DeSantis, sino más bien si la Corte Suprema de Florida dictamina socavar o eliminar el derecho constitucional a la privacidad en dicho estado. Tal decisión podría llegar tan pronto como este verano, en respuesta al desafío de los proveedores de servicios de aborto a la prohibición actual del aborto en Florida después de las 15 semanas de embarazo, que queda pendiente ante la Corte Suprema de Florida.

La prohibición del aborto mantiene las mismas supuestas excepciones para determinados diagnósticos fetales y complicaciones del embarazo potencialmente mortales que la actual prohibición del aborto en Florida después de las 15 semanas de embarazo. La ley actual ya ha forzado a personas a llevar a término sus embarazos, incluso en circunstancias trágicas. Es poco probable que la excepción de esta nueva prohibición para la violación o el incesto proporcione un acceso significativo a los pacientes que lo necesitan. Con una elevada carga de la proporcionar evidencia, la excepción promete volver a traumatizar a las personas sobrevivientes, al exigir documentación médica o una denuncia policial, a pesar de que está demostrado que la mayoría de las personas sobrevivientes no denuncian su agresión.

Durante el debate, los legisladores republicanos rechazaron todas las enmiendas propuestas, incluyendo las enmiendas que habrían eliminado u ofrecido excepciones al engorroso requisito de certificación de dos médicos para calificar para recibir atención bajo la excepción de diagnóstico fetal; habrían ampliado la documentación aceptable para demostrar que un paciente es víctima de violación o incesto; y hubiesen reasignado 25 millones de dólares actualmente destinados a falsas clínicas antiaborto no médicas a centros de crisis por violación y servicios de salud materna.

Si esta prohibición entra en vigor, cerrará un punto crítico de acceso al aborto para millones en el sureste, el Caribe y América Central y del Sur. Si bien el aborto aún estaría disponible en Florida antes de las seis semanas de embarazo, y los centros de salud de Planned Parenthood se comprometen a brindar este cuidado esencial, muchas personas no saben que están embarazadas a las seis semanas. También sería imposible para muchas personas superar las barreras a la atención del aborto en tan poco tiempo.

Declaración de Alexis McGill Johnson, presidenta de Planned Parenthood Action Fund:

“Desde Ron DeSantis hacia abajo, muchos legisladores en Florida no se detendrán ante nada para quitarnos la libertad de tomar decisiones sobre nuestros propios cuerpos. A pesar de la clara evidencia de daño, han duplicado las prohibiciones del aborto para privar a millones de personas del cuidado médico esencial. Estas decisiones políticas perjudican desproporcionadamente a las personas negras y latinas, las personas LGBTQ+ y las personas con bajos ingresos debido al racismo y la discriminación sistémicos. Si bien hoy lamentamos la pérdida inminente del acceso al aborto para millones de personas, seguiremos luchando en los días, meses y años venideros hasta que todos los habitantes de Florida puedan obtener la atención que merecen sin barreras ni demoras. Planned Parenthood Action Fund y nuestros partidarios exigirán responsabilidades a los políticos que han puesto en peligro nuestras vidas y nuestro futuro.”

Declaración de Laura Goodhue, directora ejecutiva de Florida Alliance of Planned Parenthood Affiliates:

“El gobernador DeSantis y muchos legisladores en Florida están empeñados en el control tiránico de nuestros cuerpos. Esta vergonzosa prohibición del aborto es solo la punta del iceberg. Solo el año pasado, prohibieron el acceso al cuidado médico reproductivo y de afirmación de género que afirma la vida para millones de personas, limitaron lo que los niños pueden aprender sobre sus cuerpos en las escuelas y desviaron fondos de programas vitales de cuidado médico hacia programas fraudulentos estigmatizantes y opuestos el aborto. Estos movimientos políticos tienen consecuencias devastadoras para la salud de nuestras comunidades y van directamente en contra de la voluntad de los habitantes de Florida. El casting del gobernador DeSantis para la presidencia no nos define como habitantes de Florida. Seguiremos luchando por nuestra libertad para controlar nuestros cuerpos y nuestro futuro”.

Declaración de Stephanie Fraim, presidenta y directora ejecutiva de Planned Parenthood of Southwest and Central Florida:

“Los representantes son elegidos para formular políticas públicas en nuestro mejor interés. Los habitantes de Florida suplicaron a estos políticos que no nos quitaran el derecho a controlar nuestros propios cuerpos, pero nuestras voces no han sido escuchadas ni consideradas. Al aprobar esta prohibición del aborto, los legisladores de Tallahassee cambiaron el servicio público por interferencia política y compasión por la crueldad. En lugar de abordar las necesidades de los habitantes de Florida, han duplicado su peligrosa agenda. Esta prohibición agravará los daños ya causados ​​en Florida, negando a las personas el acceso al cuidado esencial y obligando a algunas a tener embarazos en contra de su voluntad. Esto es inconcebible e insostenible. Las filiales de Planned Parenthood de Florida harán todo lo que esté a nuestro alcance para mitigar el daño de esta prohibición y garantizar que las personas aún puedan obtener cuidados de aborto, ya sea en Florida o en cualquier otro lugar”.

Declaración de Alexandra Mandado, presidenta y directora ejecutiva de Planned Parenthood of South, East and North Florida:

“Todos deberían estar preocupados por esta prohibición del aborto, que demuestra aún más que algunos políticos no se detendrán ante nada para controlar nuestras vidas. Convertirá a Florida de uno de los últimos puntos de acceso para el aborto en el sureste a uno que limita severamente la atención. Y privará a millones de personas más de la libertad de decidir qué es lo mejor para sus propios cuerpos. Para muchos habitantes de Florida, las consecuencias cambiarán sus vidas, ya sea que puedan reunir recursos y buscar atención fuera del estado o que se vean obligados a llevar un embarazo a término en contra de su voluntad. Esta es la próxima ola de una crisis de salud pública que ya está devastando a Florida y el sureste. Los proveedores de cuidados médicos, incluyendo las filiales de Planned Parenthood de Florida, harán todo lo posible para que el aborto sea accesible y apoyar a nuestros pacientes”.

En Florida, las restricciones impuestas por el estado ya ponen el aborto fuera de alcance al retrasar el acceso al cuidado médico. Las personas que quieren abortar deben hacer dos visitas médicas en persona, una política que obliga a las personas a permanecer embarazadas más tiempo del que desean. Y los menores que deseen abortar también deben cumplir la ley estatal de consentimiento paterno, que obliga a los jóvenes que están en acogida, sufren malos tratos o se encuentran en otras situaciones vulnerables a solicitar una orden judicial en lugar de la intervención de sus padres, un proceso que puede retrasar su atención una semana o más.

Aquellas personas que superen el límite de prohibición del aborto de Florida se verán obligadas a viajar fuera de la región para recibir cuidado médico o a seguir en embarazo en contra de su voluntad. Con profundos riesgos médicos y consecuencias que alteran la vida, los daños de la denegación del aborto son de por vida y potencialmente mortales. Los daños son especialmente pronunciados para las mujeres negras, que sufren racismo médico y disparidad económica, lo que aumenta su riesgo e incidencia de mortalidad materna. Las personas indocumentadas, que ya enfrentan graves barreras para acceder al cuidado médico y la creciente hostilidad de los funcionarios electos de Florida, también se verán afectadas de manera desproporcionada.

###

Planned Parenthood Action Fund es una organización independiente, no partidista y sin fines de lucro formada como brazo político de Planned Parenthood Federation of America. El Fondo de Acción (Action Fund en inglés) se dedica a la educación, abogacía y actividades electorales limitadas, incluyendo grupos de bases, defensa legislativa y educación de votantes.

The Florida Alliance of Planned Parenthood Affiliates is the nonpartisan advocacy and political organization representing Florida’s two Planned Parenthood affiliates. The Alliance engages in educational and electoral activity, including legislative advocacy, voter education, and grassroots organizing to promote the Planned Parenthood mission.

For over 50 years, building healthy communities has been Planned Parenthood of South, East and North Florida’s mission. Our health care services include lifesaving cancer screenings, breast health care, well-person exams, contraceptive services, sexually transmitted disease testing and treatment, transgender care and abortion services. Over 90% of the services we offer are preventive and help individuals, families, and communities stay healthy. Visit our website at www.ppsenfl.org. 

Planned Parenthood of Southwest and Central Florida provides expert, affordable, and confidential health care to 38,000 patients through nine physical locations in Fort Myers, Kissimmee, Lakeland, Naples, Orlando, St. Petersburg, Sarasota, and Tampa, as well as through telehealth. With or without insurance, patients can always find health care at PPSWCF including cancer screenings, breast health and mammogram referrals, well-person exams, birth control/IUDs, free condoms, pregnancy testing and ultrasounds, pregnancy options counseling, emergency contraception, miscarriage care, abortion care, HIV, UTI and STD testing and treatment, Gardasil (HPV vaccination), menopause care, gender-affirming care, and more. Go to www.myplannedparenthood.org for further information or call (941) 365-3913.