Washington, DC – El día de hoy, la Corte Suprema de los EE.UU. escuchará argumentos orales sobre las políticas migratorias del Presidente Obama, Acción Diferida para Responsabilidad de los Padres Ciudadanos Estadounidenses y Residentes Permanentes Legales (DAPA) y Acción Diferida para Niños Llegados en la Infancia (DACA).  Planned Parenthood Action Fund es un orgulloso signatario de un informe amicus en apoyo a DAPA y DACA y se solidariza con las familias y defensores en apoyo a las acciones migratorias del presidente uniéndose a la manifestación en la Corte Suprema.

“Las personas indocumentadas son nuestros vecinos, nuestros compañeros de clase, nuestros colegas y nuestros amigos. Yo soy indocumentada. Somos una parte vital de nuestra comunidad.,” dijo Miriam Cadenas, Planned Parenthood Nevada, Voluntaria de Raiz. “Yo formo parte de una familia de estatus mixto, sin DACA era mucho más difícil para mi hacer mi vida normal, ir a la escuela, conseguir un trabajo, viajar, y tener acceso a un cuidado de salud. Ahora que tengo DACA, he visto lo invaluable que es. Me ha permitido quedarme en este país con mi familia y crecer y avanzar en mi carrera. Los políticos que están en contra de estas políticas, están en contra de las familias estadounidenses, en contra de familias como la mía.”

Este caso histórico frente a la Corte Suprema decidirá el destino de 5 millones de inmigrantes que residen actualmente en los EE.UU. y sus familias, y la oportunidad para esas familias de trabajar y vivir sin miedo a la deportación. Texas y los estados demandantes en la demanda en contra de los programas de acción diferida tienen a más de 2.6 millones de ciudadanos estadounidenses viviendo con un miembro de la familia elegible para DAPA.

“Los intentos de derogar DACA y DAPA podrían impedir que millones de inmigrantes indocumentados tuvieran acceso al cuidado de salud  que necesitan para sobrevivir en este país, dijo Daniel Hernández, Director de Programa Raiz, Grupo de Participación Comunitaria, un Programa de Planned Parenthood Action Fund. “DAPA y DACA juegan una parte integral en mantener unidas a las familias inmigrantes, y esperamos que la Corte Suprema permanezca del lado correcto de la justicia.”

Planned Parenthood Action Fund cree que la capacidad de mantenerse unidos, en el mismo país, como una familia, es una parte integral de lo que significa tener una vida feliz y plena. Es por esto que continuamos apoyando los planes de acción diferida y la reforma migratoria.

“La salud de ninguna persona debe verse comprometida debido a su estatus migratorio,” dijo Cecile Richards, Presidenta de Planned Parenthood Action Fund. “El temor que se tiene por ser un inmigrante indocumentado en este país puede llevar a que muchas personas no busquen el cuidado que necesitan para salvar sus vidas. En Planned Parenthood creemos que todas las personas deberían poder llevar una vida segura y saludable sin importar quienes son, en donde viven, de donde son, o cual es su estatus migratorio. DACA y DAPA son los importantes pasos para asegurar que esto sea una realidad.”

Las puertas de Planned Parenthood están abiertas para todos, sin importar su estatus migratorio. Y creemos que la salud no tiene fronteras: Planned Parenthood Global, el brazo internacional de PPFA, se alía con más de 100 organizaciones en África y América Latina — incluyendo algunos de los países de origen de muchos beneficiarios potenciales de DACA/DAPA — para ayudar a avanzar la salud y derechos de jóvenes, mujeres y familias haciendo énfasis en los más vulnerables y mal atendidos.  

Tenemos la esperanza que la objeción a DACA y DAPA no prevalecerá, ya que podría impedir que millones de inmigrantes indocumentados de tener acceso al cuidado de salud que necesitan para sobrevivir en este país.