Go to Content Go to Navigation Go to Navigation Go to Site Search Homepage

Corte le permite al gobernador Abbott continuar bloqueando a Planned Parenthood del programa estatal de Medicaid, desafiando a la administración Biden y a ley de Medicaid

AUSTIN, Texas —  Hoy, una corte estatal en Texas emitió una decisión que permite al gobernador Greg Abbott prohibir que las personas con bajos ingresos que utilizan Medicaid reciban cuidados de salud críticos en Planned Parenthood.Esta decisión judicial pone a Texas en conflicto directo con la administración Biden, que advirtió que los estados no pueden retener financiamiento para Medicaid a Planned Parenthood. Hacerlo viola la ley federal de Medicaid y amenaza el programa entero de Medicaid del estado, del que dependen más de 4 millones de personas para acceder a cuidados de salud.

Tan solo en el último año, 8000 de estos pacientes elegibles para Medicaid visitaron un centro de salud de Planned Parenthood para obtener exámenes de detección de cáncer, anticonceptivos, exámenes de detección y tratamientos de ITS, y otros servicios de salud preventiva.

En su urgencia de insistir con el bloqueo, Abbott le dio a las miles de personas que dependen de Planned Parenthood para cuidados de salud preventivos, tan solo 30 días para buscar un proveedor de cuidados de salud nuevo. Esto en un sistema sobresaturado como es el de Medicaid.

Testimonio de Alexis McGill Johnson, presidenta de Planned Parenthood Action Fund:

“Mientras las personas en Texas lidian con las crisis acumuladas de la pandemia y la letal tormenta invernal, miles de personas que dependen de Medicaid ahora enfrentan otro obstáculo más impuesto por el gobernador Abbot: encontrar un proveedor nuevo en un estado en el que no hay suficientes proveedores. No tenía por qué ser así para las personas en Texas. Pero fiel a su forma, el gob. Abbott continúa poniendo sus políticas por encima de las personas a quienes fue electo para servir. Las personas en Texas necesitan más opciones de proveedores, especialmente durante una pandemia que ha acabado con la vida de más de 41,000 personas en el estado. Seguimos comprometidos a luchar por las personas en Texas y a apoyar a la administración Biden a hacer cumplir la ley —porque tu nivel de ingresos y código postal no deben determinar si puedes o no acceder a los cuidados de salud críticos que necesites”.

Testimonio de Dyana Limon-Mercado, directora ejecutiva de Planned Parenthood Texas Votes:

“En vez de liderar a las personas de Texas a superar las múltiples crisis que enfrentan —las secuelas de una tormenta severa y una pandemia global en curso— el gob. Abbott está concentrado en quitarle el acceso a cuidados de salud a las personas más vulnerables de su estado. Esta es otra falla en una larga lista de fracasos que Abbott ha acumulado al momento de hacer lo que es mejor para las personas en Texas en vez de lo que es mejor para su carrera política. Los 8,000 pacientes de Planned Parenthood que dependen de Medicaid deberían poder acceder a los cuidados que necesitan con el proveedor que conocen y en el que confían. Sin acceso a los cuidados completos de salud sexual y reproductiva que ofrece Planned Parenthood, miles de vidas corren ahora un riesgo mayor. Planned Parenthood hará todo lo posible por proteger y luchar por sus pacientes —ya que queda dolorosamente claro que Abbott y su administración continuarán fallándole a la gente de Texas en las maneras más devastadoras”.

Según Kaiser Family Foundation, el programa de Medicaid de Texas es el más restrictivo del país. Para calificar, el ingreso de una persona con un menor dependiente no puede sobrepasar los $196 al mes. Adicionalmente, los adultos sin menores dependientes no son elegibles para recibir Medicaid salvo que tengan alguna discapacidad o estén en embarazo, sin importar que tan bajos sean sus ingresos.

Generaciones de políticas racistas y discriminatorias obligan a un número desproporcionado de mujeres, personas LGBTQ+ y personas de color como las latinas y negras a inscribirse en programas de salud pública como Medicaid. Cuando los políticos atacan a los pacientes con Medicaid, son estas las personas que pierden la capacidad de escoger al mejor proveedor para sus cuidados de salud dentro de un sistema que ya es de por sí difícil de navegar y discriminatorio. Este es un ataque más contra las comunidades que se enfrentan a barreras injustas y sistémicas para gozar de sus derechos humanos básicos, como el acceso a cuidados de salud pagables, educación y vivienda. 

En 2011, Texas reemplazó su programa de planificación familiar con apoyo federal para Medicaid con su propio programa financiado por el estado cuando la administración Obama se rehusó a permitirle a Texas que excluyese a Planned Parenthood y otros proveedores de abortos de su programa de Medicaid. El año pasado, la administración Trump permitió el reingreso de fondos federales en el fallido programa creado por Texas, que solo atiende a una fracción –– 39% menos –– de las millones de mujeres que necesitan cuidados críticos de salud reproductiva. Adicionalmente, los centros de salud en Texas fueron excluidos del programa conjunto estatal-federal de servicios de cáncer de mama y cervical (BCCS, por sus siglas en inglés) en 2015. Planned Parenthood había sido aliado del programa por más de 20 años. En algunas comunidades de Texas, Planned Parenthood era el único proveedor de servicios de BCCS.

Esta amenaza inminente al acceso comprensivo a los cuidados de salud para pacientes con Medicaid por parte de Abbott es solo una continuación de sus intentos por evitar que los pacientes que reciben Medicaid accedan a servicios de salud en Planned Parenthood. Estas restricciones se basan en una serie de alegaciones elaboradas, falsas y que ya han sido desmentidas, impulsadas por el Center for Medical Progress.

###

Planned Parenthood Action Fund es una organización independiente, no partidista y sin fines de lucro formada como brazo político de Planned Parenthood Federation of America. El Fondo de Acción (Action Fund en inglés) se dedica a la educación, abogacía y actividades electorales, incluyendo grupos de bases, defensa legislativa y educación de votantes

Planned Parenthood Texas Votes (PPTV) es el brazo de políticas no partidistas, abogacía y política de los afiliados de Planned Parenthood en Texas.

Abortion is under attack - we need you.

Protect repro health and rights. Make your gift by December 31 and it will DOUBLE in impact.

heart emoji

We need
your support

heart emoji

We need
your support